Quienes somos

bodega.jpg manolo.jpg

Las Antiguas Bodegas Mazón, hoy Restaurante Bodegas Mazón, fueron fundadas en 1902 como almacén de vinos y vermouth por D. Juan Mazón Concha. Los inicios fueron en Arredondo (la capital del mundo) de donde pasaron al edificio del actual número 63 de la calle Hernán Cortés (antes General Esparteros). Allí D. Juan tenía un almacén de vinos, con salida a la calle Peña Herbosa, un pequeño bar de comidas y su vivienda encima de ambos. Posteriormente, vivió en el número 47 de esta misma calle y ubicó su despacho de vinos frente a su domicilio, en el actual número 32. Pero no fue hasta el año 1934 cuando se tasladó al número 57, donde se ubica actualmente el restaurante Bodegas Mazón. Cabe mencionar que el edificio completo, los nº 55, 57 y nº 6 de la calle Gándara, está catalogado como edificio a conservar en el Plan General de Ordenación Urbana de Santander.

Cuentan los mayores, que aquí venían a comprar vino y licores a granel. Las cuatro tinajas o tinajones, donde se almacenaban los vinos -hasta hace muy pocos años-fueron traidos desde Villarobledo (albacete). Estas tinajas tienen una capacidad de siete mil a ocho mil doscientos litros cada una. Su construcción es de un barro especial y datan de finales del siglo XIX. Estando actualmente en un perfecto estado de conservación.Fueron colocadas manualmente por varios estibadores del Puerto de Santander y reforzadas con una estructura de madera para ubicarlas con total seguridad. En la actualidad aún se asientan del mismo modo. Es decir, se han conservado intactos tinas y armazón.

Las Bodegas Mazón cubrían toda la región (antigua provincia de Santander) y hasta el País Vasco con su reparto de vinos. Lo hacían al principio con carros tirados por caballos; en tren con dos vagones con su nombre comercial BODEGAS MAZÓN (aún se conserva alguna fotografía en el actual restaurante) y posteriormente ya en una furgoneta Mercedes Benz, donde se siguió la tradición de transportar los bocoys y barricas de roble americano, donde se trasvasaba a los clientes el pedido a sus propias barricas o barriles. También repartían a diferentes comedores de empresas entre las que destacaba la Standard Eléctrica. D. Juan Mazón, montado en su caballo, iba personalmente a comprar el vino a la Rioja y luego se fueron ampliando horizontes hasta traer caldos de Jumilla y Yecla (Murcia) y en la actualidad se cuentan con excelentes caldos de Toro (Zamora);Riojas; Riberas del Duero; Ruedas y de la Nava (Valladolid); del Penedés y Terra Alta (Cataluña); finos y manzanillas de San Lucar de Barrameda (Cadiz),Moriles(Córdoba), etc.etc... .

Ya en la actualidad, destaca la conjunción calidad-sencillez de nuesttros platos y raciones: los Porrones, las Tapas, las Anchoas, las Berenjenas rellenas de Marisco, los Pimientos Rellenos, la Ventresca de Bonito del Norte, el Pulpo a la Gallega o las Albóndigas de Bonito, hacen que estas Bodegas sean elegidas por visitantes y lugareños para tapear al mediodía, merendar o cenar en un ambiente castizo del Santander de primeros del siglo XX. La carta de caldos Riojanos, Riberas del Duero, Albariños, Ruedas, etc., se enriquece, además, con los Olorosos, Palo Cortado, Manzanilla....

Este establecimiento está especializado en comida casera y es pionero, en Cantabria, en raciones y cazuelitas desde 1983, con la garantía de que todos nuestros productos están elaborados con ACEITE DE OLIVA VIRGEN DE PRIMERA EXTRACCIÓN EN FRIO. No obstante, previo encargo, realizamos platos de Arroz caldoso y Olla ferroviaria de cocido, alubias o marmita.


En la elaboracion de todos nuestros platos utilizamos:

  • Ajo nacional, recolectado a mano con su rama y posteriormente sometido a secado, curado y pelado artesanal para que conserven su jugo
  • Pimentón de la Vera
  • Marisco procedente de Madagascar (al estar en contra del uso de marisco de cultivo, que destruye los manglares Peruanos y Ecuatorianos).
  • Café de Nicaragua, 100% Arábica, que tenemos en colaboración con Comercio Justo.
  • Cordero lechal churro (asado o en chuletillas), las extraordinarias carnes, de los Pastos lebaniegos, en forma de filetes, chuletas, chuletón y solomilo.
caldo.jpg

Para hacer más llevadero el frío del invierno, los profesionales que, desde hace años, trabajan en esta entrañable Bodega obsequian a los clientes con un sabroso caldo de carne o una deliciosa sopa de ajo. Además de Otoño a Primavera, de lunes a viernes excepto festivos, les ofrecemos nuestro PLATO DEL DÍA compuesto por un estupendo plato de comida casera, con postre, también casero, bebida y un excelente café de Nicaragua, en colaboración con Comercio Justo por sólo 5,95€.

Bodegas Mazón es un local, sin televisión, donde se puede disfrutar de la comida, bebida y de la conversación de los amigos. Fiel a su antigua tradición todavía, de vez en cuando, se oye cantar alguna habanera por la tarde, que no pueden evitar la nostalgia de aquellos tiempos. También puede disfrutar de una agradable velada de jazz clásico, cenando o tomando una copa, los jueves, a partir de las 21 horas, o de los martes musicales, con Hermes de la Torre y Elie la portuguesa.

En Bodegas Mazón, además, disponemos, previa reserva, de un salón/comedor privado con aforo de 30 personas para reuniones, comidas, actos sociales provisto de un proyector Full HD, pantalla, lector blue ray y todas las comodidades.